lunes, 10 de noviembre de 2014

HÉROES MODERNOS II

Inicio
Un verano, varios años antes de que diera comienzo la guerra, un muchacho de quince años se alojaba con su padre y sus dos hermanos mayores en un hotel cerca del Támesis, en el condado de Surrey. El hotel había sido una casa de campo y antes un palacio real.


En la juventud está el placer
Título original: In Youth is Pleasure
Autor: Denton Welch (1915-1948)
Editorial: Alpha Decay, colección Héroes Modernos
Año edición: 2011

Se trata de un relato escrito en tercera persona en el que se cuenta el verano de un chico de quince años junto a su padre y hermanos en un hotel de la campiña británica. El protagonista, Orvil Pym, es un muchacho sensible, introvertido y de extremada corrección. Durante el año estudia en un internado que detesta y ese verano lo pasará junto a un padre distante al que casi teme y dos hermanos a los que no soporta, con los que no tiene mucha relación y de los que se siente muy distinto. 

El autor dibuja con bastante precisión a los personajes que aparecen en la historia, describe con detalle los paisajes y lugares como el hotel, la cabaña del profesor, etc. También se detiene a explicar los distintos platos de comida, la vajilla, los trajes... Welch usa un lenguaje muy rico en adjetivos y recursos literarios.

Poco a poco vamos descubriendo la parte más íntima del protagonista, a partir de sus pensamientos cargados de imaginación, evocaciones al pasado y ensoñaciones futuras, y también de sus actos, que buscan experimentar sensaciones y ansían la libertad de la que carece.


Reflexión
De este libro me ha interesado que intente mostrar una etapa de la vida tan compleja como es la adolescencia y explore, especialmente, su parte más íntima, la de las dudas y la confusión, la de las ganas de transgredir. Ahonda en la sensibilidad de Ovril y comparte con el lector los pensamientos a veces incoherentes y rebuscados, las fantasías y los anhelos. 

Aún así, los pasajes descriptivos se me han hecho un poco largos, pese a la brevedad de la obra en sí, aunque sirven para transmitir al lector la personalidad del protagonista, tan atento al detalle, y lo compensa con escenas de acción más interesantes, desde mi punto de vista, como cuando conoce al profesor y va a secarse de la lluvia a su cabaña o la escena del pintalabios.
"Ovril fue hacia el espejo, desenroscó el carmín y se pintó los labios con una gruesa capa de color. En un instante tomaron un color cereza y un aspecto pringoso gloriosos. (...) Aún mordido por el deseo de usar el carmín, Ovril se aplicó una gran mancha escarlata de borracho sobre la nariz. (...) En cuanto estuvo desnudo, como quien no quiere la cosa se dio carmín en los pezones hasta que parecieron dos fresas despachurradas." 

Alpha Decay: Héroes modernos
Esta manía mía que me impulsa a ver al todo de las cosas, a completar categorías, seguro que es una patología grave porque me da mucho trabajo... Sigo con mi empeño en leer todas las obras de la colección Héroes modernos disponibles en las bibliotecas cercanas, por suerte o por desgracia, son pocas.

Ya leí:
Richard Yates de Tao Lin

Próxima lectura:
Trilobites de Breece D'J Pancake

¿Cómo decidís qué libro leer? ¿Tenéis algún ritual extravagante o dejáis que el azar decida? ¿Sois fetichistas de portadas, de tipos de papel, formato...? ¿Elegís por autor, tema, época...?