lunes, 30 de junio de 2014

ESPACIOS DEL AULA

Un móvil



Me he cuestionado a menudo el uso de los móviles en las aulas de infantil, ¿qué sentido tiene colgar del techo unos elementos fuera del alcance de los niños?, ¿es meramente decorativo?

En esta profesión hay que hacer muchas veces el ejercicio de tenderse en el suelo para mirar desde la perspectiva de los niños y las niñas los distintos espacios desde todos los ángulos, así podremos saber hasta donde llega la mirada de los que apenas se elevan unos centímetros del suelo. 

Es necesario para ordenar una estantería, un armario, etc., recordar que, aunque guardemos cosas muy arriba no desaparecen, o al contrario, tener en cuenta que lo que colocamos demasiado lejos si no lo pueden apreciar, más bien distorsiona. Pensar en su altura a la hora de colocar imágenes en las paredes (¡ay!, las imágenes, esto daría para otra entrada). Todo debe pensarse para que las personas que habitan un espacio se sientan cómodas, a gusto y puedan ser autónomas en él.

Los móviles por eso me generan un debate interno. ¿Qué les aportan? A veces son más un estorbo, incluso parece que todo vale y he llegado a ver cosas bastante anti-estéticas.

Este móvil
Una familia trajo un lunes, después de un fin de semana de campo, unos troncos, unas hojas, unas bolas de platanero, etc. Todo lo que traen las familias intento que tenga presencia en el aula, así que lo guardé a la espera de una buena idea. Al poco tiempo, una compañera trajo muchísimas anillas de madera y me quedé unas cuantas.

De todos estos elementos (y el mío propio: la naranja, que dejé secar y horneé) nació este móvil, que está colocado justo encima del cambiador. Es un elemento que no distorsiona durante el momento del cambio, cosa que me temía, aunque todos fueron enseguida bien conscientes de su presencia y me lo hicieron notar. Me lo señalan, yo lo muevo y les gusta (¡bien!), cuando acaba el cambio les ayudo a incorporase y lo pueden tocar, lo hacen con cuidado.

La zona del cambiador
Si otorgamos al momento del cambio de pañal la importancia que merece, también debe darse en unas condiciones óptimas: un lugar donde el protagonismo recaiga en el momento de interacción, en el niño/a y el adulto. Como en la taquilla de cada uno hay una cesta con los pañales, la toalla para tenderle encima, las toallitas húmedas y la crema, cuando nos disponemos a llevar a cabo esta acción preparamos la zona, extendiendo la toalla y dejando al lado la cesta del niño/a correspondiente. El resto de utensilios: espongitas jabonosas, guantes de látex, bolsas... los guardo en el cajón del cambiador, quedando de este modo la zona despejada.

La única licencia que me he permitido para crear un espacio agradable es esta gradación de azules a modo de tarritos con agua y colorante que ya usé para decorar otro espacio en un momento dado. Y una planta que ocupa un azucarero en desuso. El tul, tras la mampara de metacrilato, ayuda a delimitar y vestir la zona del cambiador. 




Otros espacios del aula
De este mueble de estanterías los niños y niñas alcanzan a coger los objetos de las dos baldas más bajas, por lo tanto es donde sitúo aquello que les ofrezco.

En una de ellas se encuentra el cesto (no es el más apropiado pero es el único del que disponía) con los álbumes de familia de cada uno, una bandeja con bolsitas de sensaciones y el cesto con tapa de Ikea (apreciado regalo de Alba) que contiene cintas, sonajeros, etc. 

Propuesta nueva
En la balda más baja he colocado un material nuevo: tubos de distinto tamaño, color y grosor (algunos con base) y una bandeja con anillas de madera; en el suelo un cesto con tubos recortados de cartón, todos del mismo color.



Como la propuesta ha tenido éxito, he traído más tubos y he añadido un elemento nuevo: conchas. Con los tubos forman composiciones distintas, los mueven, los cambian de sitio, los apilan, etc. Y, a demás, usan las conchas y las anillas para introducirlas en los tubos o rellenar los que tienen base.


domingo, 29 de junio de 2014

LA CASA DE LAS BELLAS DURMIENTES

Yasunari Kawabata

"No debía hacer nada de mal gusto, advirtió al anciano Eguchi la mujer de la posada. No debía poner el dedo en la boca de la muchacha dormida ni intentar nada parecido."



Lo descubrí en una de las estanterías de la biblioteca, compartiendo balda con otros autores como Kundera, Kafka, Kavafis, etc., el día que me apetecía un japonés con quien serle infiel a MurakamiSe trata de una novela de poco más de cien páginas, que pese a que puede ser leída de una tirada, merece ser degustada al ritmo sosegado que marca el propio autor.

El protagonista, el viejo Eguchi, tiene sesenta y siete años cuando empieza a frecuentar esta casa-prostíbulo tan especial, que ofrece a sus exclusivos clientes la oportunidad de pasar la noche junto a bellas jóvenes narcotizadas que no se despertarían en ningún caso. La historia se basa en los cinco encuentros, la descripción de cada una de las chicas y las evocaciones al pasado que le suscita la contemplación de estas bellas durmientes.

Creo que es la descripción de los olores que consigue transmitir un ambiente asfixiante y desagradable, frente a la delicada descripción anatómica: enfatiza sobretodo aquellos rasgos corporales relacionados con la juventud y la virginidad. 

¿Es la propia imaginación la que se debate entre la corrección y la perversión que emana de esta particular historia? Aunque no se detalle ningún acto de agresión, iba leyendo con la sensación de que podía producirse en cualquier momento, o de que tal vez ya se había producido, quizás los deseos de quebrantar las reglas no eran sólo anhelos... 

Me gusta de esta obra que se intuye más allá de lo que narra, es sugerente, a la vez que oscura y claustrofóbica, pero sutil.  

Algunas obras de Kawabata
  • La bailarina de Izu (1927)
  • País de nieve (1947)
  • Mil grullas (1959)
  • La casa de las bellas durmientes (1961)
  • Lo bello y lo triste (1965)
Kawabata nació en 1899 y se suicidó en 1972. Su vida estuvo marcada por la soledad y la muerte de su madre y otros seres queridos. Fue el primer escritor japonés que recibió el Premio Nobel de Literatura (1968).

Los detectives salvajes
Hace unas semanas vi en La2 un documental sobre Bolaño y volví sentir muchas ganas de leerle, pero lo dejé en la lista de espera de lecturas pendientes. Debe ser por este motivo que cuando recibí este inesperado regalo me hizo tanta ilusión.


Las notas de mi agenda-libreta de Alicia.




 Empiezo a leer Los detectives salvajes. ¡Buena lectura!

martes, 24 de junio de 2014

RINCÓN DE CUENTOS

El aula de bebés o como yo la llamo, la estancia en transformación, sigue adaptándose a las necesidades de sus pequeños habitantes. Viendo que su interés por los cuentos es cada vez mayor, decidí que nuestra estancia necesitaba un rincón de mirar cuentos. He pretendido que sea un lugar íntimo, cómodo y acogedor. 

Es cierto que sin gastar un euro o sin un almacén en condiciones cuesta crear los espacios deseados, pero las aproximaciones son para mí bien válidas, con lo que tenemos intentar hacer el máximo. 



Un día, en el Expreso Soria Monteverde,
vi subir a un hombre con una oreja verde.
Ya joven no era, sino maduro parecía,
salvo, la oreja que verde seguía.

Me cambié de sitio para estar a su lado
y observar el fenómeno bien mirado.
Le dije: Señor, Usted, tiene ya cierta edad,
dígame, esa oreja verde, ¿le es de alguna utilidad?

Me contestó amablemente: yo ya soy persona vieja,
pues de joven sólo tengo esta oreja.
Es una oreja de niño, que me sirve para oír
cosas que los adultos nunca se paran a sentir:

Oigo lo que los árboles dicen, los pájaros que cantan,
las piedras, los ríos y las nubes que pasan,
oigo también a los niños, cuando cuentan cosas
que a una oreja madura, parecerían misteriosas.

Así habló el Señor de la oreja verde
aquel día, en el Expreso Soria Monteverde.



Poema La Oreja Verde de Gianni Rodari


Primera fase
Montar el rincón con los cuentos que tenemos, nuestra alfombra multiusos, un mueble y un puff de mimbre de Ikea. 

El tul a modo de cielo protector, más bajito que el alto techo para dar sensación de recogimiento.  Y un par de cojines blanditos, unos de los elementos preferidos por ellos.



Siguiente fase
Los cuentos heredados de años anteriores, algunos un poco viejos, los dispuse dentro de un cesto de manera que no quedaran muy apretados para que los puedan coger fácilmente. Considero que menos es más, pocos bien presentados, mejor que muchos apretujados. 

El pequeño mueble ahora lo ocupa esta bella colección de cuentos con imágenes reales, los compré hará unos meses aprovechando una oferta en la que cada uno costaba 2 euros. Prefiero este tipo de libro que da pie a explicar mil historias.

Con el resto de cuentos, los de tela sobretodo, he llenado otro cesto que usamos para mirar cuentos en un espacio destinado a ello en nuestro patio.





Los cuatro libros y una página de muestra de cada uno de ellos:






En la escuela este año se han comprado muchos cuentos de El Pollo Pepe porqué ha tenido mucho éxito entre los más pequeños, tal vez por su sencillez. Viene en formato pop-up e incluye un peluche. Lo he colgado de un ganchito al lado del Rincón de  cuentos, así ellos lo piden cuando quieren.


También contamos cuentos populares, de algunos hemos hecho cajas que contienen los personajes confeccionados en fieltro, o hechos de cartón, etc. y distintos elementos que aparecen en la historia.

Ya voy pensando qué cuentos ofrecer el próximo año... ¿Alguna sugerencia?

domingo, 22 de junio de 2014

PALOSANTO


BUNBURY

Palosanto Tour 2014 


Barcelona, 19 de junio
Superó con creces todas mis expectativas. Esa noche vi sobre el escenario a un profesional, alguien que controla la escena, que sabe lo que hace y mide al detalle cada gesto, cada palabra, con un dominio vocal brutal y que, a demás, consiguió emocionarme. 

El concierto
La puesta en escena bien cuidada y Enrique apareciendo como evacuado de un platillo volante, todo de negro, con una chupa de cuero increíble y sus pantalones bien ceñidos. Lo encontré más guapo que nunca, imponente.



Abrió el concierto con Despierta (Palosanto). De este último disco tuve la sensación de que cantó todas las canciones, tal vez se dejó alguna, no lo sé... Pero las que recuerdo perfectamente son: Los inmortales, SalvavidasDestrucción masiva (ésta me gusta especialmente) y Más alto que nosotros sólo el cielo.

"Hoy te sientes distinto
porqué eres distinto,
lo que fue siempre lo mismo
hoy cambió."


En el escenario, tras él y su banda, Los Santos Inocentes, una gran pantalla con proyecciones imponentes, algunas perturbadoras.










Al menos tocaron un tema de cada álbum, de Radical sonora (1997): Contracorriente. Ni Alicia ni Salomé tuvieron cabida esa noche en la lista de temas.

De Pequeño, creo que fueron dos canciones las elegidas y bien coreadas por todo el público: El viento a favor y El extranjero.

"Ni patria, ni bandera
Ni raza, ni condición
Ni límites, ni fronteras
Extranjero soy."



Muy acertado para mí, fue incluir del disco Flamingos (2002) la contundente Sácame de aquí, la preciosa Lady Blue y la pegadiza El club de los imposibles. Me dieron muchas ganas de rescatar ese disco y escucharlo de nuevo.

Del álbum Viaje a ninguna parte (2004) pudimos disfrutar de Que tengas suertecita y El rescate.

De Helville de luxe (2008) me encantó el momento de El hombre delgado que no flaqueará jamás. Creo que también cantó Porqué las cosas cambian, aunque una vez acabado el concierto me cuesta recordar todas las canciones, así que seguro que he olvidado mencionar algunas.

A Las consecuencias (2010) le debo mi segundo momento más emotivo de la noche, con la preciosa versión que hace de una canción de Jeanette, Frente a frente. Me trasladó al videoclip en el que comparte protagonismo con Tulsa.

"Queda, que poco queda,
de nuestro amor apenas queda nada,
apenas mil palabras, quedan.
Queda, sólo el silencio
que hace estallar la noche fría y larga,
la noche que no acaba,
sólo eso queda.
Sólo quedan las ganas de llorar
al ver que nuestro amor se aleja,
frente a frente bajamos la mirada
pues ya no queda nada de que hablar, nada.
Queda, poca ternura
y alguna vez haciendo una locura
un beso y a la fuerza, queda.
Queda, un gesto amable
para no hacer la vida insoportable
y así ahogar las penas
sólo eso queda."

Y mi momento mágico fue cuando interpretó un clásico de Héroes del silencio, Deshacer el mundo. Sabía que no iba a tirar mucho más de la discografía de tiempos de Héroes, lógico con el contundente repertorio del que dispone, pero hubiese dado lo que fuera por otro temita más. Puestos a pedir, me hubiese hecho muy feliz incluyendo Mar adentro (de sus inicios) o cualquiera de mis dos temas favoritos, ambos pertenecientes a El espíritu del vino: La herida o El camino del exceso.

"Si estás dispuesto a afrontar la escena no es de William Blake.
¿Estás dispuesto a devorar estrellas que sacien tu sed?
Escucha:
Apenas afino melodías de perdedor
los cielos han gastado mi último suspiro.
Quedaron atrás todos los enemigos
y aún me queda la duda de un futuro mejor."




La sorpresa fue la presencia de El Loko (Loquillo de toda la vida) que subió al escenario y cantaron juntos Apuesta por el Rock'n'Roll, una canción del grupo zaragozano Más birras, compuesta por Mauricio Aznar

Después de despedirse aún salieron en dos ocasiones, en las que nos regalaron temas imprescindibles, fue muy especial, no me quería ir de allí.


En definitiva, un concierto del que salí flotando, deseando volver a verle (¡por favor que la gira con Calamaro llegue a Barcelona!) y por ponerle alguna pega, me hubiese gustado un público más entregado. Vale, cantaban todas las canciones, pero hubiese estado bien ponerle más pasión.

Los últimos conciertos a los que he asistido son de los cantantes de mis bandas favoritas y con los tres me pasó algo similar tras producirse la ruptura del grupo: una fase de desencanto y decepción y posteriormente una renovada admiración. 

En el caso de Los Piratas, me costó habituarme al giro que quiso dar Iván Ferreiro con su carrera en solitario, hoy no puedo más que venerar cuanto hace porqué me entusiasma. Con Calamaro fue más fácil, porqué su Alta suciedad, aunque en conjunto muy distinto al sonido "Rodríguez", me enganchó rápidamente. Pero con Héroes del silencio, mi pasión hacia la banda era tal, que no me lo podía creer, echaba de menos la fuerza de sus temazos y los primeros pasos de Bunbury se alejaban mucho de ellos.



Ahora a seguir disfrutando de sus discos y ¡hasta pronto!

domingo, 15 de junio de 2014

DE LOS RINCONES A LOS AMBIENTES II

REFLEXIÓN SOBRE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESPACIOS, EL TIEMPO Y LOS MATERIALES

Tengo guardadas en una carpeta de "pendientes" algunas fotografías que tomé en la Jornada educativa de Educación Infantil que tuvo lugar el 15 de marzo organizada por Rosa Sensat, no sabía si haría algo con ellas porqué no son de buena calidad (el móvil y las prisas), pero ahora que las vuelvo a mirar, tres meses después, no quiero dejarlas fuera porqué considero que son realmente inspiradoras. 

Exposición de la Biblioteca 
Con qué cuidado están presentados los materiales, libros y revistas, ofreciendo imágenes y lecturas muy motivadoras.

ÓSMOSIS
La escuela no puede ser un contexto aislado. 
Debe ser penetrable a los ambientes exteriores. 
Se ha de encontrar la manera de relacionar la escuela con el mundo que la rodea. 
La escuela ha de estar abierta al exterior y el exterior ha de entrar en la escuela.


CONSTRUCTIVIDAD
Aprendizaje con sentido y funcionalidad que provoque retos, 
curiosidades y que favorezca la interacción y la acción del niño y la niña 
con su entorno respetando su ritmo y estilo.






NARRACIÓN
Todos los espacios recogen las pisadas, presencias y memorias 
y han de narrar la historia de lo que allí se ha vivido. 
La documentación, las fotografías, los paneles... 
nos hablan de las experiencias vividas 
y son instrumentos para hacer la reflexión compartida.



Dejamos la biblioteca para ir visitando las distintas exposiciones presentadas por los centros educativos participantes.

Este panel me gusta porqué refleja de qué son capaces los niños, que pueden llegar a hacer con sus propias manos. Siempre que puedo, y no es una tarea fácil, fotografío las manos de mis alumnos, intentando captar momentos de exploración, descubrimiento, acción...


Esta idea a Tere y a mí nos gustó mucho para el cancionero del aula, por la belleza del formato: imágenes reales sobre un cartón grueso, nada que ver con las láminas plastificadas con  mucha letra y un dibujo. Con este material son los propios niños los que pueden pedirnos que les cantemos una canción en concreto cuando aún ellos no las cantan por sí solos.


Texturas y espejos
Simpleza, armonía, funcionalidad. 


RECREA: Materiales y reciclaje creativo
Casi todo es aprovechable. Dar una segunda vida a materiales diversos, recolectar, seleccionar, clasificar, agrupar...


Otras exposiciones inspiradoras





"Los palos, la tierra, las piedras, las cuerdas y los cordones
 acostumbran a ser auténticos tesoros que permiten a los niños
 crear de la nada aquello que necesitan, 
sólo siguiendo el hilo de la propia imaginación".



"Es un ambiente que permite experimentar con las posibilidades creativas,
 artísticas, técnicas y científicas de la luz"






 



Más paneles