miércoles, 24 de febrero de 2016

LA ROPITA DE LA YAYA

Ayer estuve de taller de costura con mi madre, la excusa fue coser unos delantales con su bolsita a juego para dos niñas que conocemos. A mí no me da pereza sacar los bártulos de costura y ponerme a hacer lo que sea, cuando sea y como sea, ¡pero coser en compañía es mil veces mejor!

Esta mañana de solazo, de febrero disfrazado de primavera, no me lo he pensado dos veces y he montado el chiringuito en la terraza para continuar con la costura. Con Juno no me cunde tanto como quisiera, pero es genial compartir mis ratos de ocio con ella y ver como sus manitas intentan alcanzar todo cuanto toco. Pronto os enseño como prosperan estos nuevos proyectos.

Hoy solo quiero que veáis la cara de felicidad de Juno el día que ha estrenado la última chaqueta que ha tejido su yaya para ella: eligiendo la lana más bonita para que le quede así de bien!


Así de abrigada, colorida y radiante va la bolita con la ropa que su yaya le teje

Ropita hecha a mano y con 100% de cariño

Bien merecido tiene que dedique una entrada a las cosas que ha ido haciendo para Juno 




¡Ahora, a por la nueva temporada!