miércoles, 24 de febrero de 2016

LA ROPITA DE LA YAYA

Ayer estuve de taller de costura con mi madre, la excusa fue coser unos delantales con su bolsita a juego para dos niñas que conocemos. A mí no me da pereza sacar los bártulos de costura y ponerme a hacer lo que sea, cuando sea y como sea, ¡pero coser en compañía es mil veces mejor!

Esta mañana de solazo, de febrero disfrazado de primavera, no me lo he pensado dos veces y he montado el chiringuito en la terraza para continuar con la costura. Con Juno no me cunde tanto como quisiera, pero es genial compartir mis ratos de ocio con ella y ver como sus manitas intentan alcanzar todo cuanto toco. Pronto os enseño como prosperan estos nuevos proyectos.

Hoy solo quiero que veáis la cara de felicidad de Juno el día que ha estrenado la última chaqueta que ha tejido su yaya para ella: eligiendo la lana más bonita para que le quede así de bien!


Así de abrigada, colorida y radiante va la bolita con la ropa que su yaya le teje

Ropita hecha a mano y con 100% de cariño

Bien merecido tiene que dedique una entrada a las cosas que ha ido haciendo para Juno 




¡Ahora, a por la nueva temporada! 

viernes, 19 de febrero de 2016

EDUCAR LA MIRADA

A veces, cuando hablamos de educar la mirada,
parece algo tan complejo y tan abstracto,
casi inabarcable.

Y si embargo, en ocasiones,
la sensación de catarsis es brutal.

Sentir que algo nos perturba y nos trastoca,
mientras nos dejamos seducir
por un nuevo hallazgo.

Mi mirada se alimenta cada día
de los paisajes que transito,
de calles y rincones.

Mi mirada se nutre de otras miradas;
de unos ojos con los que coincides un instante,
de un gesto.

A veces mi mirada se afana por retener
imágenes que desea guardar,
y se deja maravillar.


Tengo la sensación de que nos hemos vuelto extremadamente prácticos, sobretodo en cuanto a formación. Asistimos a cursos con la finalidad de que nos "sirvan" para "x", y si es inmediatamente, mejor. Por eso, me he encontrado, no en pocas ocasiones, con personas que al salir de una sesión formativa estupenda se sentían decepcionadas, confusas, porque no habían obtenido recetas que seguir al pie de la letra y tenían la sensación de no haber aprendido prácticamente nada.

Son etapas, hay quien en un determinado punto de su vida necesita que alguien le coja de la mano y le diga por aquí. Pero educar la mirada, aprender, crecer, dejarse seducir, maravillar, transformar, tiene más que ver con la sutileza y la reflexión, es un trabajo interior.



Deseo que nunca deje de sorprenderme cuanto me rodea, que jamás deje de apreciar el detalle, lo casi imperceptible. Es mi manera de entender la belleza, de encontrarla en lo cotidiano y en lo insólito, en lo escabroso y en lo delicado, en lo exorbitante y en lo minúsculo, en lo perpetuo y en lo efímero, en los gestos, en las arrugas, en la musicalidad, en el movimiento...



Juno parece querer absorber el mundo a través de sus ojos, con su particular gesto atento y curioso, con sus manos que van adquiriendo poco a poco mayor precisión, trata de tocar cuanto está a su alcance, en un intento por impregnarse de todas las esencias.

Me fascinan sus manos, cómo se expresa a través de ellas



Comparto con vosotros un momento muy íntimo; una tarde-noche de invierno, las dos recostadas cómodamente en el sofá, con la manta de pelito, que arropa y acaricia a la vez, ensimismadas en las preciosas imágenes de un nuevo libro por descubrir: Cuaderno de inspiraciones textiles. Empieza así:

 "Cuando la vida pende de un hilo, el tejido sirve de lazo"

LEGRAND, C. (2011). Cuaderno de inspiraciones textiles. Barcelona: Océano. 

Recreant

No sé si quedan plazas, pero me parece una oportunidad magnífica para seguir educando la mirada. Una de sus ponentes es Àngela Bosch del blog encenetlaimaginació, con quien tuve la suerte de coincidir en una formación, y no me pierdo ni una de sus magníficas entradas cargadas de impresionantes imágenes y sensibilidad.


Para consultar en programa: Jornada Recreant Rosa Sensat

miércoles, 17 de febrero de 2016

Regresar Reandar Revivir

A lo largo de los años, hemos recorrido los mismos caminos una y otra vez, hemos observado estos paisajes que nos rodean, cambiantes pero tan familiares, hasta casi aprenderlos de memoria, y hemos tenido prácticamente idénticas conversaciones fantaseando sobre la idea de vivir en una casita en el campo. Hemos repetido el mismo ritual tantas veces, que sin querer se había convertido en un acto mecánico, sin pasión. 


Entonces, aparece Juno en nuestras vidas y nos apetece volver con ella a todos esos lugares que tienen un significado para nosotros, a regresar, reandar y revivir, en un afán por compartir con ella esa parte de nuestra vida en común de la que no ha participado, de darle un pedacito de nuestras ilusiones, pero en realidad, la verdadera ilusión la pone ella y lo hace solo con su presencia.

Tentempié al aire libre, paseo entre las ramas y el calorcito de tu cuerpo


Dòrria es más bonita contigo en brazos






Cocinando en el horno de leña


Pedrafeliç y un "pequeño tesoro en los bolsillos": la segunda piedra que abandono pensando en que una manitas juguetonas la encuentren y la guarden. 

Y de vuelta a la ciudad, siempre echamos un poco de menos ese aire tan puro...

lunes, 8 de febrero de 2016

MATEMÁTICAS VIVENCIALES

¿Qué te viene a la mente cuando te preguntan por tu vivencia escolar con las matemáticas? Así empezó la sesión del curso de Educación Viva del mes pasado. Salí pensando que había sido la mejor sesión hasta la fecha. ¿En serio, la de las mates? Pues sí, y nunca tuve buena relación con ellas.

DE LO PALPABLE A LO ABSTRACTO
Con la idea que me quedo es: la importancia de seguir un procedimiento lógico, para dar la oportunidad de ir asimilando la abstracción, partiendo de la manipulación:
  • Primer paso: vivencia psicomotriz
  • Segundo paso: los niños crean sus propios símbolos/estrategias/etc.
  • Tercer paso: presentar cosas que les ayuden a ir más allá.
Para poder comprender conceptos como la suma, la multiplicación, etc. necesitamos empezar por esta etapa vivencial de tocar, de construir con las manos. Si no, caemos en el riesgo de no tener una base sólida sobre la que ir generando los aprendizajes posteriores, de no entender cuando empieza la abstracción, y llevar a cabo el proceso mecánico que requiere, sin saber su sentido, o directamente, ser un negado para las mates.

¿Con qué recurso se puede llevar a cabo esta gradación, que permita empezar con la manipulación, para poco a poco ir introduciendo los conceptos que vamos a necesitar para aprendizajes más abstractos?

Las regletas de Cuisenaire


Posteriormente, Maria Antonia Canals las adaptó y publicó varios libros (Los cuadernos de Maria Antonia Canals) sobre el uso de las regletas, muy recomendables. Tiene regletas numéricas, cuadradas y cúbicas.

Las regletas de Maria Antonia Canals


Son un material fantástico porque permite aprender jugando, manipulando. Aún así, como con todo, buscando vídeos de escuelas donde los niños experimentan con este material, me he llevado una gran decepción, hasta el mejor recurso sin un buen docente puede convertirse en algo tedioso y demasiado dirigido. 

En el blog aprendiendomatematicas explican como ir paso a paso, me ha parecido mucho más coherente, si queréis echadle un vistazo, tiene varias entradas sobre el tema.

APRENDER HACIENDO
La mejor parte, fue para mí, cuando volví a sentir una niña mientras Jordi Mateu nos enseñaba operaciones matemáticas básicas con las regletas, después con el decanomio Montessori (perlitas de colores ensartadas), con las maderas multibase, las tablas perforadas Montessori y bolitas, etc. Nos daba indicaciones y nosotros probábamos y entonces alguien exclamó: ¡Con treinta y cuatro años acabo de entender las matemáticas! Y muchos de nosotros nos sentimos identificados...





Juegos de mesa

Sirven de práctica para acabar de asimilar conceptos, ayudan a desenvolverse con más soltura en este, a veces, complicado mundo de las mates, y todo esto a través del juego y de un modo divertido.

Hay muchos más juegos, seguro que en casa tenéis algunos, como el Parchís, el Uno, el Bingo... Os enseño los que vimos durante la sesión:












Y uno de mis favoritos: la Taptana u ordenador de números.

http://cafepedagogic.com/2015/09/04/materials-de-matematiques-la-taptana/
Otra opción, es elaborar materiales caseros, si es posible con la ayuda de los niños: desde la huevera con habas, hasta donde la imaginación y la maña te lleve!

La matemática nos deja descubrir cosas de la realidad que de otro modo no seria posible.
Jordi Mateu

Estos materiales se venden en tiendas on-line principalmente, en montessoriparatodos tienen una gran variedad, y en Kinuma muchos de los juegos que os he mostrado.

jueves, 4 de febrero de 2016

LA ESCUELA QUE DESEO PARA JUNO

He pensado muchas veces en la escuela que quiero para Juno, sobretodo cuando escucho a padres y madres hablar de sus preferencias, o hacer comentarios sobre la escuela de sus hijos, me da por divagar a cerca de cómo sería la escuela ideal para mi hija. 

Me gusta cuando hay diversidad de opiniones, cuando el bienestar del niño es la inquietud principal, aunque los comentarios que proliferan son aquellos que critican la tardanza de ciertos aprendizajes: "aún no..." y van referidos a dos disciplinas (porque hasta en la escuela infantil el aprendizaje se desglosa, se parcela y se encapsula), matemáticas y lengua. Otra gran preocupación es que aprendan inglés lo antes posible, y sé que las familias lo hacen, sobretodo, porque quieren lo mejor para sus hijos y desean que en un futuro puedan optar a un buen trabajo. Pero yo veo un afán por educar empleados de multinacionales, muy superior al de educar niños felices.

¿Nos hemos acostumbrado a lo que hay y no nos atrevemos a pedir lo que realmente deseamos? Yo voy a hacer mi particular lista de deseos, mi carta a los Reyes magos:

Una escuela para Juno

Naturaleza-Aire libre-Espacios ricos
Mi escuela ideal para Juno tiene un patio bonito con árboles, plantas, tierra, troncos y piedras. Un patio donde correr, pero también con rincones que proporcionen cierta intimidad para sentarse a pasar un rato con sus compañeros. 

E.B.M. J. M. Céspedes en Sant Adrià del Besós
Personas-Documentación-Arte
En mi escuela ideal, las paredes guardan el rastro de las personas que habitan sus estancias, pero no con treinta dibujos prácticamente iguales, ni con un mural donde han estampado la palma de la mano. Puede contener dibujos espontáneos, imágenes de alumnos, educadores y familias compartiendo el espacio, experimentando, viviendo... Puede que hayan láminas de pinturas que nos transmitan algo, que nos inspiren, frases que nos lleven a la reflexión. 

E.B.M. J. M. Céspedes en Sant Adrià del Besós
E.B.M. Montserrat en Sant Cugat del Vallès
Profesionales-Alegría-Acogida
En esta escuela que sueño, las personas que trabajan allí se sienten a gusto, les encanta su trabajo y se les nota. Hay alegría, hay respeto, hay armonía, hay amor. Cuando llega Juno la saludan amablemente, con franqueza; sin apatía, pero también sin alegría fingida. 

Libertad-Juego
Es una escuela donde los zapatos se quedan en la entrada, donde hay botas de agua para salir al patio cuando éste tiene charcos. Un lugar donde se juega, donde a menudo la ropa se ensucia, los cabellos se enredan, y no pasa nada. Nadie les hace permanecer quietos mientras los arregla para que estén impolutos a la salida, y los padres se alegran de que así sea.

Escuela Waldorf La cabaña del árbol en Toledo
Infancia-Familia
No hay deberes, porque las horas que no están en la escuela es tiempo para pasar con su familia, para ser niños, para jugar, para ayudar a preparar la cena o estar todo el rato del mundo en la bañera.

Espacios confortables-Aprendizajes significativos
La escuela que deseo para Juno tiene cojines, colchonetas para tumbarse, alfombras mullidas, sofás y mecedoras: es un lugar acogedor, no muy distinto al de un hogar. Allí no hay fichas, ni un afán por aprender conceptos, pero se dan vivencias auténticas y de calidad: relacionándose, investigando, preguntando, experimentando...


Calidad-Sensibilidad
Ya por pedir, que tenga cuentos preciosos y no esos que enseñan los colores, que suene bossanova y ritmos africanos, que haya grandes ventanales por donde se cuele la luz del sol, y para dormir, que bajen las luces y les canten canciones flojito...

E.B.M. J. M. Céspedes en Sant Adrià del Besós
Escuela Congrés-Indians en Barcelona
Por soñar que no quede...

martes, 2 de febrero de 2016

ELEMENTOS DE JUEGO WALDORF

Os quiero enseñar otros de los acertados regalos que recibió Juno para Reyes: el ARCO IRIS, la HUEVERA con las seis BOLAS DE MADERA y un JUEGO DE CUENCOS APILABLES de una madera muy suave y ligera.

Los materiales Waldorf me gustan por muchos motivos:

  • Productos artesanales
  • Elaborados con materiales naturales y de calidad: madera, lana...
  • Sencillez: imaginación, creatividad, libertad...
  • Ofrecen muchas posibilidades: poco estructurados
  • Si están pintados, es con tintes naturales, respetan la naturaleza del material, por ejemplo la veta de la madera

Tanto el arco iris, como las seis bolas, son de madera y están pintados en los mismos tonos. Es característico de los materiales Waldorf que respeten la naturaleza de los materiales, usando tintes naturales y translúcidos, que dejan respirar la madera y no dan sensación de opacidad.

A Juno aún le queda un pelín para jugar con ellos, pero yo quise experimentar un poco, y de paso hacer unas fotos, para que veáis que precioso material de juego y cuántas posibilidades puede llegar a tener!






Todos los materiales son de Grimm's, comprados en la web de jugarijugar.