lunes, 3 de julio de 2017

MATERIAL DE EXPERIMENTACIÓN: ARENA MÁGICA

Hace tiempo que en la escuela tenemos arena kinética o cinética (arena mágica) como material de experimentación, y por aquello de dar continuidad a lo que allí sucede en casa, me decidí a comprar nuestra propia arena (después de descartar hacerla yo misma). Algunos lugares donde encontrarla:
  • En montesoriparatodos.es 2'5 Kg. sale a 23€ (+ 4'9€ de gastos de envío si no superas los 80€).
  • En Amazon 1/2 Kg. cuesta 13€
  • En jugarijugar 1 Kg. cuesta 9'7€ (gastos de envío a parte)
  • Y en muchas jugueterías la venden con moldes a precios muy elevados...
Yo declino las de moldes, y no por el precio, que también. Sino porque si algo me gusta de un material es que se pueda manipular como se desee, que no venga con instrucciones y menos con unas pautas tan marcadas de qué hacer con él. Por este motivo, elegí ofrecer la arena junto a material de juego inespecífico: recipientes variados y cacharritos que tenemos en casa (aunque sean especialmente adquiridos para Juno) y animales.

Hasta un elemento aparentemente tan libre e infinito en oportunidades de juego se puede comercializar y convertirlo en una propuesta acotada y sin mucho espacio para desarrollar la creatividad y la imaginación. Hasta algo como la arena se puede meter en una caja y ofrecer una imagen del producto final a realizar y convertirlo en una actividad imitativa, qué le vamos a hacer...

¿Por qué arena kinética?
Para mí como la arena de la playa ninguna, porque en cada lugar tiene sus particularidades: el grano más gordo o más fino, el color, la textura, la composición, etc., varía... Probad a mirarla a través de una buena lupa o un microscopio, ¡es alucinante!

Pero es una buena alternativa, sin dejar de usar la auténtica. Su textura es muy agradable, esponjosa, suave, y se puede moldear un poco (no es plastelina). Si la aprietas se compacta y si la dejas ir parece que los granitos se muevan solos.

No tiene olor y si quisieran probarla no les va a pasar nada, es hipoalergénica.

¿Para qué edades?
Juno aún no tiene 2 años y ya disfruta con ella. Eso sí, ella no hace formas ni figuras, ¡ni falta qué hace! Y a mí ni se me ocurriría mostrarle como hacer castillos ni nada similar, ya lo descubrirá por sí sola, con un poco de suerte le dará diferentes usos, todo a su tiempo.

Recopilación de materiales para esta ocasión:

  • 3 caballos, una tortuga y una serpiente
  • 3 frascos de cristal
  • Piedras de cristal en color transparente y lila
  • Piedras de "gresite" en color blanco
  • 1 flanera XXS
  • 4 cañas de bambú
  • medio coco
  • 1 jarra de juego de té
  • 1 colador XXS
  • 1 colador sin mango
  • 1 cuchara plana de madera
  • 2 cuenquitos de madera XXS
  • 1 bandeja de madera con espacios para colocar cosas
  • 1 cuenco plano y cuadrado de madera
  • 1 concha grande tipo "zamburiña"
  • algunas conchas y caracolas marinas pequeñas
  • 1 esterilla para hacer sushi 
  • 1 de las bandejas de la vaporera de bambú
Aspecto de la propuesta:



Empieza la acción: