martes, 1 de agosto de 2017

JET-LAG

¡Holaa! Ya estamos de vuelta.
Me apasiona el momento post-viaje de ver de nuevo las fotos tomadas, de apreciar esos pequeños tesoros que traes como queriendo retener algo de la experiencia vivida, de los objetos que nos van a recordar este primer viaje especial junto a Juno...

Son las 5 de la mañana, hace un par de horas que muero de envidia de ver a las dos marmotillas profundamente dormidas y he decidido levantarme y pasar las fotos de la cámara al ordenador. Hecho. He mirado unas cuantas y me han parecido espectaculares, ¡qué fotogénica es Bali!

A este viaje me llevé una libreta de notas de la que a penas he usado cuatro páginas. Los tres primeros días anoté nombres de lugares, platos, etc. Hice una lista: Bali SI / Bali NO. Y después algunas impresiones, anotaciones escritas en los pocos ratos en que pude hacerlo. Esta vez voy a ser realista y no voy a pretender explicar nuestro viaje con pelos y señales y en perfecto orden cronológico, verano tras verano he fracasado en el intento. 

Hoy solo me he pasado a saludar, yo vuelvo cuando seguro que la mayoría estáis a punto de iros, y aún no me he puesto con la entrada sobre los consejos médicos que recibí para viajar con niños al trópico (ahora tendré tiempo para eso y más, espero). A lo que iba, tengo algunas reflexiones respecto a este viaje que tan poco me ha trastocado, emocionado... (jejjjee esto es un pequeño adelanto;)). Hoy he buscado entre todas las fotografías una que le pedí a Miguel que hiciera, yo visualicé la escena y él la captó, ahora la quiero compartir nada más.



A otra cosa mariposa...
Acabé el libro La reina de las nieves de Carmen Martín Gaite, una noche que se hicieron las tantas, no podía dejar de leer totalmente seducida por el relato de la autora. Si alguien busca un libro-joya, escrito con una maestría irresistible, os va a encantar <3<3<3


Una comida, una piscina y muchas lavadoras después, por fin publico. Tantas ganas de reencontrarme con el blog y siento que hoy no doy para mucho más... Y me están picando todos los mosquitos que no me han picado estos días, ¡vaya recibimiento! Hasta muy pronto.